+34 968 19 75 55info@seprox.esCentro Empresarial +INGENIA N-8. Parque Tecnológico de Fuente Álamo Ctra. El Estrecho-Lobosillo Km. 2. 30320 FUENTE ALAMO - MURCIA

¿Para qué sirve el aceite de oliva?

El aceite de oliva no sólo es un rico alimento perfecto para aliñar nuestras ensaladas o freír. Constituye una de las grasas vegetales más beneficiosas para nuestra salud y la principal fuente de lípidos de la dieta mediterránea. Procede de las olivas, pero son muchas las variedades de este producto, que le conferirán unas características u otras. Igualmente, según el tipo de extracción y el proceso de elaboración, se distinguen diferentes tipos de aceite de oliva.

Los aceites de oliva virgen extra son consideramos como los más puros, y por consiguiente, los más beneficiosos para la salud, pues contienen de manera intacta las propiedades del aceite de oliva.

Los ácidos grasos del aceite de oliva son esenciales para nuestra salud. En la composición del aceite de oliva podemos distinguir entre dos partes: la saponificable; que es la grasa del aceite de oliva y constituye el 98% de su composición, y la in-saponificable; formada por los hidrocarburos, los tocoferoles como la vitamina E y los esteroles.

El hecho de tomar dos o tres cucharadas al día de aceite de oliva resulta especialmente beneficioso para nuestra salud (40 gramos al día). Esta acción nos ayudará a regular los niveles de colesterol en sangre, disminuyendo los niveles de LDL o colesterol malo y aumentando los niveles de HDL, lo que ayuda a regular el colesterol mejorando al mismo tiempo la arteriosclerosis y las enfermedades cardiovasculares.

El ácido oleico, un abundante ácido graso mono-insaturado presente en el aceite de oliva, ayuda a reducir la hipertensión.

Del mismo modo, las propiedades del aceite de oliva mejoran la función digestiva, actuando como protector ante el exceso de ácidos del estómago. Nos ayuda a prevenir el estreñimiento y mejora el PH del organismo, gracias a que propicia la absorción de magnesio y calcio.

Sus muchas propiedades también influyen en las funciones cognitivas y metabólicas, favoreciendo la formación de membranas celulares así como del tejido cerebral. Además, es considerado un gran antiinflamatorio y antioxidante por su alto contenido en vitamina E, por lo que es ampliamente utilizado en cosmética como producto antienvejecimiento gracias a su potente hidratación.

Deja un comentario